Cogito Ergo Sum, enunciado ligado a la Filosofía y las corrientes de los pensamientos del racionalismo. A continuación te mostraremos cual es el significado de Cogito Ergo Sum y cuáles son sus orígenes etimológicos. ¿Empezamos?

Cogito Ergo Sum, es una locución latina, al ser traducido directamente al español significa Pienso, luego existo. Un enunciado de gran popularidad en el mundo de la filosofía creado por el filósofo francés Rene Descartes.

Como frase filosófica a través de los años se le ha dado la incorrecta interpretación que plantea el enunciado como Pienso y después existo.

Cabe recalcar que esta frase no hace referencia a que la existencia dependa del pensamiento ya que no se puede pensar sin antes existir.

Más bien, una manera correcta de expresarlo es Pienso, por lo tanto existo. Esta interpretación enuncia que el pensamiento es una muestra indudable de la existencia.

Como tal, esta frase es uno de los pilares del racionalismo, cuyo creador y más grande exponente es Rene Descartes.

El racionalismo es una corriente filosófica que interpone la razón como principal método de resolución de problemas por medio del pensamiento.

Esta corriente de pensamiento se basa en la exactitud de las matemáticas planteando que algo solo es cierto cuando es irrefutable.

Origen de Cogito ergo Sum

El origen de la expresión Cogito Ergo sum proviene directamente del latín de la unión de tres palabras, Cogito (Pensar), Ergo (por lo tanto), Sum (Soy).

Este término nace del libro “Discurso del método para conducir bien la propia razón y buscar la verdad en las ciencias”.

Este libro es la obra principal del filósofo Francés Rene Descartes donde expone abiertamente sus ideas sobre el pensamiento y la razón.

En lo general este libro se suele abreviar solo como Discurso del método y ha servido como inspiración de muchos filósofos a lo largo del tiempo.

Ahora ya sabes que significa Cogito Ergo Sum.