El Ethical Hacking o Hacking Ético, es un método que utilizan algunas empresas para testear los servicios de seguridad de los que disponen.

La palabra Ethical Hacking, proviene de las palabras “ético” y “hackeo” dando entender que una práctica mal vista como lo es el “Hack” puede tener usos moralmente correctos.

El Ethical Hacking podría ser llamado mas bien un “hackeo contratado”. Esto se debe a que la misma empresa contrata a uno o varios expertos que intentaran penetrar el sistema de seguridad de dicha empresa.

Los hackers contratados, harán todo lo posible para entrar en las bases de datos de la empresa, intentando incluso controlar los software y robar toda información que sea esencial y sumamente valiosa.

Una vez realizado el Ethical Hacking, la empresa tendrá claro cuales son los puntos más vulnerables del sistema y buscará la forma más efectiva de taparlos.

Por estos motivos, el Ethical Hacking se transformó es una técnica necesaria para organizaciones de ciberseguridad.

Otros de los beneficios del Ethical Hacking son:

  1. Evidenciar las malas configuraciones en programas
  2. Identificar actualizaciones que el sistema pueda necesitar
  3. Disminuye mucho el tiempo necesario para encontrar algún fallo de seguridad usando métodos tradicionales
  4. Entrega resultados rápidos y efectivos