La palabra huevona se usa en diferentes lugares con motivos similares. Está catalogada como una expresión despectiva, un coloquialismo y también como un insulto. Todo depende de los motivos por los que se expresa y del lugar en que sea dicha.

En el primer caso “ser huevona” es ser una persona que hace las cosas con pereza o de manera lenta. Es decir, que es una manera despectiva de mencionar la falta de agilidad de alguien o incluso su inutilidad. Desde esta perspectiva, el vocablo no es de uso exclusivo en forma femenina, sino que se utiliza también su versión masculina “huevon”.

Por otra parte, se utiliza huevona como un coloquialismo para designar a alguien que tiene poca habilidad para comprender algo. En este caso, se puede comprender como un sinónimo de torpe. Este adjetivo también puede ser adaptado y usado para los dos géneros.

Huevona como un insulto

En algunos países como Colombia y Venezuela el término huevona es considerado un insulto. Pese a que en algunos momentos la expresión puede llegar a ser ambigua, el uso más frecuente en estos países es para ofender a una mujer o a un hombre con la versión masculina de la palabra.

Desde lo anterior, la referencia del vocablo huevona está relacionada directamente con el aparato reproductor masculino. Así, formaría parte de muchos otros insultos que tienen connotaciones sexuales o de temas afines a los temas de la sexualidad. 

Por extensión, se podría encontrar una referencia “positiva” al término huevona. En concreto en algunos casos excepcionales se utiliza para referirse a una mujer que “tiene huevos,” es decir, que actúa con valentía, que hace cosas similares a las que hace un hombre o que no necesita de un hombre para avanzar en la vida.

Otros significados que pueden ser de su interés: