Impeachment es una palabra del idioma inglés que en español se traduce como “proceso de destitución”. El vocablo originalmente, en inglés medio, era empēchement que significa “estorbo” o “impedimento”. Esta es una herramienta de derecho que está presente en algunos países que tienen una figura democrática presidencialista.

El impeachment puede hacerse efectivo para evaluar la responsabilidad que ha tenido en su cargo un presidente o algún otro alto funcionario de un país. Generalmente la acusación de falta de responsabilidad se realiza ante el parlamento o el congreso.

Dependiendo de la constitución de cada país, el impeachment puede tener efectos meramente políticos o políticos y judiciales. Esto quiere decir que en algunos lugares un alto funcionario hallado culpable podría ser encarcelado, tener un veto político o las dos cosas.

El impeachment en América Latina

La figura del impeachment está presente por toda América Latina. Los gobiernos de esa parte del continente americano han fundado sus bases en las costumbres anglosajonas y en juicios de residencia del derecho indiano. Por esta razón, la herramienta constitucional es ampliamente aceptada en estos países.

Son diversos los nombres que recibe el impeachment para los gobiernos de Latinoamérica. En algunos países se denomina “moción de censura”, en otros “procedimiento de destitución”, algunos más lo llaman “juicio de desafuero”, “impugnación”, “acusación constitucional”, entre otros.

El impeachment puede tener algunas variantes, tanto judiciales como políticas, dependiendo de cada constitución nacional.

Impeachment o enmienda 25

En Estados Unidos existen dos formas diferentes para destituir a un presidente. La primera de ellas es el impeachment que se hace efectivo para hallar una posible destitución de un mandatario. La segunda, por su parte, es la enmienda número 25 de la constitución que hace posible la transferencia de poder de un presidente a un vicepresidente.

Las dos figuras, el impeachment y la enmienda 25, pueden llegar a ser procesos extensos y no tener los resultados esperados por los ciudadanos, políticos y personas que lo están impulsando.

El impeachment a Donald Trump

Donald Trump siempre ha sido un presidente polémico. En el año 2019 la figura del impeachment fue aplicada hacia el mandatario, pero fue revocada por el Senado. Después de esto, tanto la ciudadanía como diferentes figuras políticas del país quisieron y buscaron su destitución, mas no fue efectiva.

El impeachment contra Donald Trump retomó fuerza en los primeros días del 2021. Muchos sectores del país protestaron por sus diversos “atropellos a la constitución y la democracia”.

Otros significados que pueden ser de su interés: