El vocablo Insensato tiene sus orígenes en la Biblia, más precisamente en el Evangelio de San Lucas, en lo que se conoce como la Parábola del rico insensato.

En esta parábola se describe a un hombre que recurre al pecado capital de la avaricia acumulando bienes materiales sin ser consciente de que al morir no necesitará nada de eso.

El significado etimológico de la palabra insensato proviene del latín insensatus que significa ausencia de sensatez, es decir falta de entendimiento, sabiduría, buen juicio, prudencia o experiencia.

En su uso cotidiano el vocablo insensato hacer referencia a una persona que actúa sin la madurez suficiente, sin cordura e irreflexivamente.

 En algunas ocasiones también se utiliza el término para alguien que no usa la razón y se comporta sin pensar en las consecuencias de su comportamiento.

De esta manera y a modo de ejemplo del uso de la palabra insensato podemos encontrar a una persona que gasta su sueldo en juegos de azar sin tener en cuenta que luego debe darle de comer a sus hijos o pagar las cuentas.

Este sería un claro ejemplo de cómo el término insensato aplicaría para esta persona, mostrando una conducta imprudente e incluso desatinada.

También se suele usar el término insensato para describir a una persona que comete actos imprudentes sin pensar y poniendo en riesgo la vida de otros e incluso la suya propia.

Un ejemplo de este último sería la de un hombre que enciende un cigarro en una gasolinera o toca un electrodoméstico enchufado con los pies mojados, cometiendo de esta manera una imprudencia y teniendo un comportamiento alocado.

Otro significado del término insensato se usa para describir la conducta de los niños cuando no siguen  las reglas o hacen alguna travesura desobedeciendo de este modo los consejos de sus padres.

Otros significados que pueden ser de su interés: