La palabra jalete, es una expresión que suele ser ofensiva y de carácter despectivo para señalar a una persona que realiza acciones exageradas a complacencia de otra. Un jalete, también es considerado una persona arrastrada o lamebotas.

Esta palabra, también puede ser atribuida a una persona que apoya las acciones de otra aunque sean erradas o incorrectas.

Usos de la palabra jalete

Ejemplo 1:

“¿Escuchaste? Luis le dijo al jefe que le podía dar su camisa al final de la jornada”.

“¿Y eso, para qué?”

“Pretende lavársela. Jajajajaj Wao que jalete”.

Ejemplo 2:

“¿Ustedes quieren a este Gobernador?”

“No, no queremos más a ese Gobernador jalete que apoya a un presidente ineficiente”.

Origen del término jalete

Esta expresión es muy utilizada en países latinos y sobre todo en el tema de la política, sirviendo como calificativo para las diferentes figuras públicas.

No se aprecia un origen preciso sobre la palabra jalete, sin embargo, se presume que nace a raíz de términos como: “jala mecate” o “jala bolas”. Estas, son expresiones genuinas de Venezuela, y sus orígenes se presumen que son los siguientes:

Jala mecate: En las guerras de independencia, los oficiales de mayor rango cuando descansaban en hamacas (tumbona, mecedora, yacija, catre), pedían a un soldado inferior que meciera la misma jalando el mecate.

Jala bolas: A inicios del siglo XX, los presos de Venezuela eran puestos a realizar trabajos con una pesada bola amarrada a un pie. Aquellos presos que tenían más dinero, pagaban a otros privados para que jalaran la bola y así realizar menos esfuerzos.  

Otros significados que pueden ser de su interés: