En Bolivia, a los seguidores del movimiento político MAS (Movimiento al Socialismo) se les conocía como masistas. Políticamente, los masistas son socialistas.

Poco a poco, la expresión fue cambiando, de una definición política a un término despectivo que envuelve varios significados, refiriéndose a alguien que no tiene valores, ni moral ni decencia.

El término masista es hoy un insulto dirigido a la persona propensa a la corrupción y a actos deshonestos, que busca la oportunidad de delinquir y aprovecharse de otros.

Masista es, entonces, sinónimo de  ladrón, fraudulento, corrupto, narco, e ignorante, alguien que avergüenza, de poca inteligencia, mediocre, ignorante, deshonesto y sin valores.

Además, se dice de alguien que tiene una ignorancia agresiva, de bajo intelecto, intolerante, atrevido que luego se victimiza, sin formación educacional, adoctrinado, parásito de la sociedad y otros. Se extiende también a una persona que no se baña con frecuencia y huele mal.

Origen del término “masista”

Juan Evo Morales Ayma fue presidente de Bolivia de desde 2006 hasta noviembre de 2019, luego de presentar su dimisión.

Morales, político, sindicalista, activista y dirigente, buscando la presidencia en 1997, necesitaba un partido ya registrado; la Confederación de Trabajadores del Trópico Cochabambino liderada por él decidió fusionarse con el Movimiento al Socialismo (MAS).

A los seguidores del MAS se les llamaba masistas. El uso del término fue evolucionando y actualmente, uno de los peores insultos que puede existir en Bolivia es “masista”.

Algunos ejemplos de su uso: “¡Cómo que no vas a usar mascarilla! ¡Eres un masista!”.  “La doctora escondió tanta corrupción en la entidad que terminó siendo una masista”. “Si crees que la tierra gira alrededor de la luna, eres un ignorante, un masista”.

Un masista es similar, en parte, a un “chairo” en México y partes de Centroamérica

Los usuarios de redes sociales de México y Centroamérica usan la palabra chairo para referirse de manera despectiva a los activistas de izquierda.

Es un sustantivo y adjetivo ofensivo. El  Diccionario del español de México define a un chairo como una “persona que defiende causas sociales y políticas en contra de las ideologías de la derecha, pero a la que se atribuye falta de compromiso verdadero con lo que dice defender; persona que se autosatisface con sus actitudes”. A los chairos se les atribuyen varias de las características negativas de los masistas.

Otros significados que pueden ser de su interés: