Saltar al contenido

Némine

Significado de Némine

El término némine proviene del latín y significa literalmente “no” o “ninguno”. Esta locución latina es usada en textos o contextos cultos para dar una negación específica y rotunda.

Generalmente, el vocablo némine está acompañado de algunos verbos, por esto es calificado gramaticalmente como un adverbio latino. Su uso en la Lengua Española es totalmente aceptado e incluso se puede hallar en textos clásicos o de otra índole.

Némine discrepante

Uno de los usos más generalizados de la palabra némine es cuando está acompañada del término, también latino, discrepante. La expresión completa es némine discrepante y se traduce e interpreta al español como “sin que nadie discrepe”.

Némine discrepante es una expresión usada en situaciones de debate, toma de decisiones o votaciones. Por lo tanto, se expresa en diferentes contextos, por ejemplo, en el momento en que una opinión o decisión no tiene ningún tipo de contradicción, es decir, que es aceptada por unanimidad.

Otros usos de némine

La palabra némine también se utiliza en contextos similares, pero con distintos verbos acompañantes. Otra de las expresiones que utilizan este término es, a saber, némine dissentiente que significa “sin protestas”.

Además de la anterior, existen expresiones como némine contradicente que quiere decir “sin contradicciones, némine laedere que significa “sin heridos” y abiit némine salutato que se refiere a “nadie ha ido a saludar”.